Avisos

Buscar en este sitio...

Búsqueda personalizada
Como comprar un auto usado


Para tener en cuenta

* Busque vehículos de fácil comercialización.
* Tómese el tiempo que sea necesario al hacer la búsqueda de su carro usado y sea muy crítico. Mire muchos carros antes de tomar una decisión.
* Antes que el motor, mire el chasis y el estado de las latas. Existen talleres especializados, como Colserauto, que le dan un confiable diagnóstico sobre el carro, al que se le denomina peritaje (65.000, solo chasis) / (125.000, completo).

* Nunca mire un carro de noche. Aproveche la luz del día o un lugar muy bien iluminado en donde se notarán las imperfecciones a simple vista.
* Revise los empaques del compartimiento del motor. Si están pintados pueden indicar una reparación luego de una colisión. Lo mismo sucede con todos los demás empaques del auto.

 

* Verifique la apertura y cierre de las puertas. Estas deben cerrar suavemente, al igual que los vidrios y los seguros.

* Compruebe visualmente las uniones soldadas y la calidad en los acabados; para esto se debe desprender el empaque del contorno de alojamiento de las puertas y los parales, para así detectar defectos que indican choques duros o volcamientos.
* Si el color de las latas no es parejo, así como su brillantez, dude del tratamiento de pintura. Deslice sus manos por la superficies, deben estar totalmente lisas, sin arrugas, ni asperezas, que son síntomas de un mal arreglo.
* Revise el estado de los pisos, tanto por fuera como por dentro. No debe haber humedad o corrosión. Si es necesario, retire las alfombras.
* Recuerde que el promedio de uso de un vehículo cada año es de 20 mil kilómetros. Pero no se confíe, verifique el desgaste del timón, los estribos y sus protectores, y revise el estado de la tapicería que le mostrarán el grado de uso o abuso del carro.
* Sí la tornillería de sujeción de la tapa de válvulas y de la culata del motor tiene rebordes y desgastes exagerados indica desarmes para reparaciones. El mismo procedimiento se aplica a los tornillos, pernos y tuercas del resto del vehículo.
* Revise las bujías, que deben ser de la misma marca y del mismo juego, mire la tonalidad y el desgaste de la punta de los electrodos: color ladrillo indica de que la carburación es adecuada; negros o con aceite son señal de que el carro está 'pasando' aceite.
* Compruebe que los pedales tengan labrado. Si el del embrague está muy desgastado, hace pensar que el conductor no quitaba el pie de allí -así sólo fuera para 'descansar'- y eso acelera el desgaste del sistema de embrague o 'clutch' (sobre todo, el deterioro del disco).
* En las camionetas, mirar por debajo, en la zona del tubo de escape cercana al motor, esto le dirá si ha sido muy usado en trocha o en el barro. Mucha trocha: estará muy desajustado, mucho barro: tenderá a podrirse el piso.
* El aceite o lubricante de la caja de cambios y la transmisión (conocido comúnmente como 'valvulina') es mezclado con materiales pastosos con el fin de evitar sonidos agudos tales como la 'rumbadera' entre sus engranajes, cuando estos ya han cumplido su ciclo de trabajo. Ponga atención a los ruidos de la transmisión durante la prueba de manejo.
* Pida una prueba de motor, fugas o compresión. Es más confiable la prueba de fugas, aunque más complicada, pues la de compresión es fácilmente manipulable, si se aplica un aceite más espeso.
* Intente arrancar el motor con las luces del carro encendidas, esta es una buena prueba para la batería. Si el motor enciende fácilmente, está en buen estado.
* Revise los amortiguadores presionando cada una de las esquinas del carro. Deben rebotar máximo una vez y media. Si lo hacen más, estos deben ser cambiados.

Prueba de manejo
1. Pida al vendedor que maneje el carro primero. Con seguridad, tratará de impresionarlo con la potencia del motor, la suavidad de marcha y, en general, con el buen estado del carro
2. Tómese su tiempo para pasar al volante. Observe si hay pérdida de líquidos (goteo), ya que son tal vez los síntomas más evidentes del estado general del carro.
3. Apague el radio cuando tome el volante, pues puede ocultar el verdadero sonido del motor y camuflar ruidos extraños.
4. El sonido del motor debe ser suave y parejo. Si detecta ruidos que, a su juicio, sean extraños, recuerde mencionarlos en el taller donde haga la revisión mecánica.
5. La caja de cambios debe permitir el paso de uno a otro con suavidad y precisión. No se debe  mover la palanca y mucho menos debe sonar al meter un cambio.
6. Maneje a diferentes velocidades y por diferentes tipos de terreno. Es recomendable que el trayecto tenga ascensos y calles sin asfaltar. Los ascensos ponen a prueba la potencia del carro. Los terrenos irregulares pueden poner en evidencia ruidos extraños y problemas en la suspensión.
7. El sistema de dirección debe ser suave y preciso, no debe presentar mucha holgura (juego) antes de mover las llantas, si esto se presenta hay desgaste en los componentes. Suelte el timón en un sitio despejado, si se desplaza hacia algún lado, indica desgastes en la dirección o averías de suspensión.
8. Para saber cómo está el embrague, lleve el vehículo a una pendiente y si  nota que la velocidad del motor aumenta pero el auto no avanza, es señal de un disco gastado.
9. No permita que se apague el motor al terminar la prueba. Pida a su acompañante o al dueño que acelere varias veces mientras usted observa la salida del escape. Si el humo es negro puede indicar mala sincronización o defectos de ajuste en el carburador. Si es azulado puede indicar desgaste interno del motor en cilindros, anillos o válvulas.
10. Revise el motor en busca de fugas de agua o aceite o, en el peor de los casos, soldadura en el bloque o en la culata